Rebrotes, científicos, mitocondrias...

... y bichos, muchos bichos.

¡Muy buenas!

Algunos de los que me leéis desde este lado del charco quizá empecéis vuestras vacaciones esta semena, si es así… con mucho cuidado! Que algunos queremos poder disfrutarlas el mes que viene… Y mientras, para que todo el mundo se mantenga entretenido, ahí van unos cuantos enlaces.

Para peques

Hoy no hay enlace para peques. La mayoría me leéis desde sitios en los que es verano, o desde los que aunque no sea verano, el clima es agradable. Hoy os propongo que el enlace para peques lo hagáis vosotros. Seguid leyendo hasta el final, porque puede tener recompensa. Lo que os propongo esta semana es que salgáis con los peques al campo y encontréis algún animal que les llame la atención. Hacéis una foto y con eso buscáis información sobre el bicho. No se trata de saber de qué especie exactamente es, pero que profundicéis todo lo que podáis y que ellos aprendan.

Naturaleza desconocida

Muchas veces he repetido ya eso de que el fondo del mar todavía nos esconde muchas cosas. En esta ocasión os traigo la noticia del descubrimiento de nuevos protozoos en el fondo marino. ¿Debería dedicar un Bacteriófagos a hablar de protozoos famosos? Se identifican organismos unicelulares gigantes a más de cuatro kilómetros de profundidad marina

Aunque en España no os habéis quedado cortos (y en Suiza tampoco), los que estáis del otro lado del Atlántico habéis ganado… en rayos. Si es que menuda semanita hemos tenido todos con tormentas, a ver si la cosa se calma un poco: Los rayos más espectaculares que se han identificado: más de 16 segundos de duración y más 700 kilómetros de longitud

Ciencia y sociedad

Seguimos molestando al mundo con que #SinCienciaNoHayFuturo. Además de pedir que sigáis leyendo todo lo que se comparte en Twitter con ese hashtag (sobretodo los miércoles), hoy os traigo un buen reportaje sobre lo que es ser joven investigador en España. Que ya no es mi caso, porque ni estoy en España (por ahora) ni mucho menos soy ya tan joven… Cómo es tener menos de 30 años y querer dedicarte a la ciencia en España

Creíamos que podíamos engañar a nuestro cuerpo, pero nuestro cuerpo es más listo que nosotros. Nuestras mitocondrias, las que “queman”, las que nos proporcionan el ATP que tanto necesitamos, se adaptan a las condiciones, dependiendo de lo que les ofrezcamos y lo que pidamos. Engañarlas no va a ser sencillo: Cómo regula la mitocondria la producción de energía

Coronavirus, pandemia y (des)confinamiento

Sabéis que llevo desde el día 1 de esta pandemia esperando para poder decir que los fagos van a curar el coronavirus. Todavía no es el caso, pero poco a poco van apareciendo grupos que buscan de qué forma se pueden usar para atacarlo. En este caso es plan es debilitarlo, pero en principio no es mala idea. Les deseo mucha suerte: Could Bacteria Eating Viruses Help Treat Patients With Covid-19?

Y con la vuelta a la “normalidad” en muchos países, sea en condiciones o sea de forma demasiado precipitada, cada vez surgen más y más empresas que ofrecen máquinas que prometen desinfectar todo. Pero no todo es tan bonito como suelen pintarlo. Hemos llegado a tal punto que el Ministerio de Sanidad (de España) ha tenido que decir algo al respecto: Publicada en la web del Ministerio de Sanidad una nota de actuación en relación al uso de productos que utilizan radiaciones #UltravioletaC para la desinfección del SARS-COV-2

Con la apertura de fronteras al espacio Schengen parece que también nos hemos ido acordando de que hay virus en otros países. Curiosamente, esa gente que todo lo criticaba dentro, ahora es la que más se preocupa por lo que pueda venir de fuera… pero es que no es tan sencillo controlar el tema, porque el virus no mira el pasaporte antes de infectar. Os quería compartir una noticia de la semana pasada, pero tenía mucho que aclarar así que prefiero compartir el tweet que da inicio al hilo que escribí al respecto:

Producción propia

Esta semana ha tocado ya un poco más tranquila, y en podcasting lo único que tenemos es Qarentena: Rebrotes, PCRs de aeropuerto y reencuentros La próxima semana no hay, así que administrad bien vuestro tiempo!

Lo que sí he hecho ha sido escribir un poco más. El libro de esta semana es El Anacronópete. En el post semanal sobre Érase una vez la vida nos ha tocado La médula ósea. Además, escribí un post más personal, resumiendo cómo ha ido esta primera mitad del año, para que siga quedando claro que soy un ser humano: Medio año… tropezando.

Por último, y dado el revuelo montado por el reciente artículo sobre gripe porcina en China, ayer escribí intentando explicar qué es lo que se han encontrado: La próxima gripe (porcina) ya está en China

También he estado haciendo algunas pruebas para empezar a aportar más soporte gráfico a mis posts y poder darle vida a Instagram. Pero como mi cabeza lo ve todo en escala de grises es evidente que tengo que aprender a darle color. Mientras tanto, os dejo lo que fue mi primera prueba, una cronología de una pandemia… para que contéis en qué mes estamos y veáis lo que puede venir. Por supuesto, os animo a que la compartáis en todos esos grupos de Whatsapp en los que la gente os diga que “ya ha pasado”.

Sabéis que esta newsletter tiene una versión de pago en la que además de esto que estáis leyendo se reciben posts todos los sábados en los que analizo una novedad científica, un artículo, etc. Es la forma que tengo de cubrir todos los gastos que me supone mantener y hacer todo lo que hago en el apartado de comunicación y divulgación, junto con los cafés a los que algunos me invitáis. Quizá alguno de los que no está suscrito se lo está pensando, así que a los diez primeros que contesten a esta newsletter con un comentario sobre alguna de las noticias (o con una foto de un bicho que se hayan encontrado con sus peques!!) les regalaré un mes de suscripción para que prueben y después puedan voluntariamente elegir quedarse. Por supuesto, aquellos que confiáis ciegamente en mi podéis suscribiros directamente haciendo clic en el siguiente botón:

Esto ha sido todo por hoy. Además de aquí, me podéis encontrar en Twitter como @karmegd donde podréis además comentar qué os parece este contenido. 

Si te gusta lo que lees y lo que hago, puedes apoyarme aquí, y si lo haces de forma recurrente me avisas, para que te de un tiempo de newsletter pro de regalo!

Ko-fi de @karmegd