De urogallos a perros

Sin olvidarnos, claro, de muchos virus

¡Muy buenas!

Hoy mi día ha cambiado un poco, el orden de mis actividades ha sido diferente y es un poco desconcertante… la verdad, dada la rutina de las últimas semanas, un pequeño cambio puede hacer un día de lo más interesante.

Para peques

Venga, los niños no solo tienen que aprender durante estos días. También tienen que disfrutar. Pero claro, estos días dejar que un niño vea la tele implica sí o sí que los padres van a tener que comerse gran parte de lo que ellos vean, y no sólo con el reojo habitual. Así que para que la sesión sea más llevadera, podemos darles un poco de producto español (que a veces se nos olvida que puede ser muy bueno) que también tenga sus guiños para adultos. Ciencia lo que se dice ciencia no aprenden, pero eso ya llegará: Los Momonsters: una serie de adorables monstruitos peludos que descubren el mundo (y también los videojuegos)

Naturaleza desconocida

¡Nos quedamos sin urogallos! Esto es muy alarmante, porque es una especie que no corre demasiado peligro en otras zonas, pero que poco a poco está desapareciendo de España. Todavía estamos a tiempo de arreglarlo: La población de urogallo en el Pirineo sufre un declive alarmante

Los virus tienen en general pocos genes, y por lo tanto tienen pocas proteínas diferentes, aunque de algunas tengan muchas copias. Además, cuando pensamos en el virus maduro, en la bolita esa (sé que todos estáis pensando en un coronavirus o en un bacteriófago) no están todas sus proteínas, porque algunas se expresan sólo en la célula durante la replicación, y ahí se quedan cuando los nuevos virus se van a buscar la vida a otras células. Pero pese a ser pocas proteínas, en algunos virus se nos escapa cual es el papel y la estructura de algunas. Ahora podemos tachar una más de la lista: Rotavirus VP3 is a unique capping machine

Ciencia y sociedad

En estos días con más tiempo, y aprovechando que más de uno os habéis apuntado a Disney+, pensad que ahí además de una gran colección de muy buenas películas, también hay una buena colección que podéis decir que “enseña ciencia” (y así os sentís menos culpables por no estar trabajando): Desentrañar los misterios del Titanic o encontrar la tumba de Alejandro Magno: lecciones de historia en Disney+

En la parte más técnica, hoy os traigo un artículo que describe cómo intentar predecir la futura erupción de un volcán en base al nitrógeno presente. Yo volcanes no voy a estudiar, pero ya me gustaría poder jugar con el espectrómetro de masas que tiene esta gente: Hydrothermal 15N15N abundances constrain the origins of mantle nitrogen

Varias personas me han preguntado ya que cómo hago eso de trabajar desde casa. Y aunque os prometo que no trabajo en pijama, sí es cierto que no llevo la ropa que llevaría puesta en el laboratorio y opto por ropa más deportiva. Pero pijama no, porque “no es serio” y porque a veces me llaman y eso, qué imagen daría yo a mis alumnos… El caso es que parece que otros no tienen tantos reparos: En pijama y desde casa: así maneja ahora la NASA el rover Curiosity en Marte

Coronavirus, pandemia y confinamiento

Poco a poco más y más laboratorios van presentando métodos alternativos para detectar el coronabicho. Yo sé que muchos estáis esperando a que comente el método nuevo que ha salido que usa CRISPR, pero necesito un tiempo para poder analizar en detalle lo que se ha publicado en el artículo y no hablar de más ni de menos. Espero poder comentarlo en más detalle en el blog. Pero mientras, hay otros artículos que se publican con otras técnicas, y aquí tenéis uno que han sacado unos vecinos míos: Dual-Functional Plasmonic Photothermal Biosensors for Highly Accurate Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2 Detection

Aunque por ahora sea sólo un artículo más y tengamos que tomarlo con cautela, me ha arrancado una sonrisa. Hace ya cosa de dos meses yo escribí y dije que no teníamos que cebarnos con los chinos por comer cosas raras, que en todo caso podíamos hablar de higiene alimentaria, pero que nosotros comíamos cosas igual de raras (o peores). Ahora, un nuevo trabajo apunta a que el intermediario quizá no fue ningún bicho extraño, porque pudo ser un perro lamiendo a su dueño. Os quiero a todos reflexionando sobre lo que pensábais hace dos meses: Ni pangolin ni serpiente. Un nuevo estudio apunta al perro como el animal que transmitió el coronavirus a humanos

Por último, por si alguien no sabía que esto existía y tiene capacidad de computación que compartir… el proyecto Folding@Home lleva años intentando quitarme el trabajo haciendo predicciones de estructuras y, para ser honesta, a veces me hacen el trabajo mucho más sencillo. Si queréis colaborar, aquí tenéis un poco de información para saber por dónde va el tema, que ahora se está centrando en inhibidores del virus: Folding@Home alcanza una potencia de cálculo de 2,4 exaFLOPS, más que la supercomputadora más rápida

Esto ha sido todo por hoy. Además de aquí todos los días, me podéis encontrar en Twitter como @karmegd donde podréis además comentar qué os parece este contenido. El capítulo diario de Qarentena lo podéis encontrar aquí: Día 33

Si te gusta lo que lees y lo que hago, puedes apoyarme aquí:

Ko-fi de @karmegd