Avutardas, calamares...

y mascarillas que funcionan más de lo que creemos

¡Muy buenas!

Vamos avanzando poco a poco y, si todo sale bien, con buena letra. He sobrevivido a lo que fue mi retiro de laboratorio de la semana pasada y durante los siguientes días he ido recogiendo unos cuantos enlaces para vuestro entretenimiento. Mientras tanto, yo sigo con mis planes, que va a ser un final de año bastante agitado.

Naturaleza desconocida

Hay cosas que llaman mi atención por razones que jamás entenderíais. O quizá sí, porque por aquí me consta que hay más de uno que seguro que en lugar de pensar “qué noticia más curiosa”, va y se empieza a reír. En cualquier caso, para aquellos que no sepan nada del comportamiento de este bicho, quizá sea un buen momento, ya que es posible que se pueda asegurar su población en el futuro: Extremadura logra criar en cautividad la avutarda común

No es la primera vez que hablo de ranas o de sapos, porque son animales que llaman especialmente mi atención. En algunas ocasiones, incluso creemos que no existen animales que todavía existen… y hay animales que no vemos pero que podemos saber que están ahí: Lost frogs rediscovered with environmental DNA

Por último, cuando la naturaleza no nos da algo, siempre podemos darle un empujoncito. Cuando experimentamos a dar esos empujoncitos nos suele gustar experimentar con los colores, porque es fácil ver si funciona. En este caso, se ha experimentado con lo contrario: La técnica CRISPR produce calamares transparentes

Ciencia y sociedad

Un tema del que me quería hacer eco por razones evidentes, es la necesidad de educar basándonos en la evidencia. Cualquier persona que me lea sabe que yo siempre intento hablar con datos, y que cuando no hay datos puedo dar una opinión pero aclarando que de eso no sabemos, que no tenemos datos. Hay que basarse siempre en las evidencias científicas, y actualizarse (las evidencias de hace 200 años no me valen): FECYT lanza en redes sociales una campaña para promover una educación guiada por la evidencia

En otro de nuestros temas estrellas, hoy insisto en la necesidad de controlar el uso de plásticos, sobretodo ahora que nos hemos vuelto a obsesionar con las cosas de un solo uso. Hay que usar la cabeza… que si nos cargamos el planeta no hay vuelta atrás: Los microplásticos, omnipresentes en los ecosistemas terrestres

En estos momentos yo soy investigadora postdoctoral. En mi caso particular, he conseguido mantenerme cuerda durante el confinamiento por una serie de factores que (por ahora) no vienen a cuento, pero sí he visto en mi entorno muchísimo sufrimiento entre predocs y postdocs. La ansiedad forma parte de nuestra vida (y no debería), pero en los últimos meses los niveles son excesivamente peligrosos: Los problemas profesionales y mentales de los investigadores postdoctorales debido a la pandemia

Coronavirus, pandemia y (des/re)confinamiento

Aunque creo que en algún momento haré un análisis más detallado del tema vacunas, por ahora os dejo lo que ha sido la noticia del fin de semana, porque el ensayo clínico de Oxford sigue adelante. Pararlo ha sido bueno, pero en estos momentos yo tengo muchas dudas, que espero que respondan pronto: Oxford reanuda el ensayo de su vacuna contra el coronavirus

Por otra parte, como algunos siguen insistiendo mucho en que el coronavirus no se ha aislado, que no se ve, y otra serie de ideas erróneas (hay muchos artículos publicados al respecto), hoy quiero compartir también nuevas imágenes, esta vez en su entorno preferido (aclaración imprescindible: las imágenes son reales pero están coloreadas artificialmente): Striking New Images Reveal How SARS-CoV-2 Infects Lung Cells in Detail

Por último en esta sección por hoy, quiero que todos veáis este vídeo y se lo enseñéis a todos esos que dicen el “total si uno lleva la mascarilla mal ya no vale para nada”. Sí vale, y cuanto mejor la usemos todos (especialmente en interiores o cuando estamos muy cerca de otra persona), mejor. Incluso si lo que utilizamos no es una mascarilla superpro. Aunque algunos me quieran quemar en la hoguera por decir esto: una mascarilla de tela casera puede cumplir su función, especialmente si va bien ajustada.

Producción propia

Hace unos días escribí un post que os puede resultar interesante, sobretodo para aquellos que tenéis hijos o aquellos que leéis en formato árbol muerto (cosa que yo hago también a veces): ¿Cuarentenamos los libros?

Además, esta semana ha salido un nuevo capítulo de Bacteriófagos: Los transposones saltarines de Barbara y también hemos publicado un nuevo Qarentena (y pedimos disculpas por los problemas técnicos con audios): Estancamiento y espera.

Ya sabéis que si queréis poder comentar y además recibir mi sesudo análisis de un nuevo tema cada sábado por la mañana, podéis hacerlo si os apuntáis a mi newsletter premium. Os podéis suscribir aquí:

Yo espero volver viva de mi viaje, que ya os contaré la aventura… que tiene tela. Me podéis encontrar en Twitter como @karmegd donde podréis además comentar qué os parece este contenido.

Si te gusta lo que lees y lo que hago, puedes apoyarme invitándome a un Ko-fi, y si lo haces de forma recurrente me avisas, para que te de un tiempo de newsletter pro de regalo!

Ko-fi de @karmegd